martes, 12 de enero de 2016

Análisis de Punch Club

Hoy vamos a hablar de un juego que ha salido recientemente en Steam y que aporta un toque de aire fresco a los juegos de lucha clásica como los conocemos. Punch Club es una obra muy cuidada y con numerosos guiños a las películas y series de los años 80, por lo que si has vivido la época de las Tortugas Ninja, El equipo A, Rocky Balboa, etc. disfrutarás muchísimo sólo con ver estos pequeños detalles que a nosotros nos han sacado no pocas sonrisas.





En Punch Club encarnas a un joven cuyo padre era boxeador y murió en una pelea con unos mafiosos (Tópico), un amigo de su padre acoge al joven y éste jura llegar a ser un gran campeón del boxeo para honrar a su padre, así nos plantean los chicos de Lazy Bear Games la historia.

Nada más comenzar se nos explica correctamente (A mi parecer un poco sobrecargado de tutoriales o "consejos") cómo funciona el juego, básicamente tienes que mantener vivo a tu luchador, darle de comer (Trabajando para conseguir dinero y comida), cuidar que esté descansado y feliz (Entrenando en el gimnasio o viendo la tv). Tienes tres barras de atributos nada más comenzar la partida; Fuerza, Agilidad y Stamina. La fuerza te permite realizar impactos más duros, la agilidad esquivar y bloquear con mayor eficacia los ataques de los rivales y por último, la stamina regenera más rapido tu barra de energía puesto que al realizar golpes ésta disminuye. Además de eso, al ir ganando combates ganarás puntos de habilidad para desbloquear habilidades de un árbol bastante bien organizado, dependiendo de cómo te guste orientar a tu personaje (Defensivo, ofensivo, de fatiga...) Y además, una vez desbloquees una serie de habilidades, se te permitirá elegir una senda (Estilo Karate Kid) entre tres disponibles; La senda del Oso (Fuerza), la del Tigre (Stamina) y la de la tortuga (Agilidad/Defensa), lo cual abre muchísimo más este árbol de habilidades disponible.

La jugabilidad es un tanto pasiva ya que cabe destacar que no somos nosotros quienes controlamos al luchador, sino que en función de las habilidades que le otorguemos (Podemos empezar con 2 y desbloquear slots vacíos para añadir más) actuará de una manera u otra. Ésto no quiere decir que sea un juego aburrido, todo lo contrario, la estrategia y el hype por desbloquear habilidades extraordinarias e ir viendo cómo evoluciona tu personaje en los combates hará que te mantenga durante horas pegado a la pantalla, aunque cabe destacar que una vez superas la liga Rookie (Novatos), lo cual es bastante complicado, el juego se vuelve un tanto repetitivo, siempre con el aditivo de la historia principal ya que a medida que avanzas surgirán nuevos conflictos y aparecerán nuevos NPC's y formas de interactuar con ellos.


En resumen, Punch Club es un soplo de aire fresco para los juegos de lucha clásicos, con una banda sonora aceptable que si bien al principio parece espectacular, al cabo de varias horas empieza a taladrar un poco en los oídos ya que es siempre la misma canción sonando una y otra vez, por lo demás es un gran juego de lucha,

mezclado con un poco de Rol-Soft y que por 10 euros en Steam tendremos un juego totalmente diferente que merece la pena al menos probar aunque sólo sea por ver los innumerables guiños a los clásicos de los 80.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda que TODO el mundo puede leer tu comentario, intenta expresarte de forma respetuosa e intenta que tu comentario aporte algo a la discusión. Gracias.